Hoy en SOIVRE nos preguntamos 8 temas importantes relativos a las manchas de la piel que debemos conocer. Allá van 😉

1. ¿Qué son las manchas de la piel? Son aquellas zonas  de nuestra piel con un exceso de pigmento de melanina, siendo esta el pigmento natural que aporta el color a nuestra dermis.

2. ¿Qué las provocan? Algunas manchas son de nacimiento y otras aparecen por distintos factores como la no adecuada exposición al sol, el envejecimiento de la piel o los cambios hormonales en nuestro organismo. Recuerda, tomar el sol es saludable pero con precaución ya que este incide sobre la melanina oxidándola y adoptando ésta un tono más oscuro.

3. ¿Qué tipos de manchas en la piel son más comunes? Las pecas, lunares, melanoma, léntigos, cloasma y vitíligo. Si quieres conocer más acerca de ellas te recomendamos que leas nuestro artículo: La rosa mosqueta para el tratamiento de las manchas en la cara.

4. ¿Cómo podemos actuar ante las manchas de nuestra piel? Los aceites grasos esenciales que contiene el aceite de Rosa Mosqueta nos ayudan a atenuarlas mejorando claramente la pigmentación y aspecto de la piel. Además su alto componente en antioxidantes y Vitaminas -C y A principalmente- produce colágeno y nos protege de los daños externos provocados por el sol.

5. ¿Podemos ser más propensos a desarrollar manchas en la piel debido a factores hereditarios?
El fototipo y los factores genéticos de cada persona hacen que unas sean más propensas a otras a tener manchas solares y a que les aparezcan más en un futuro.

6. La mayoría de las manchas en la piel mencionadas se intensifican si tomamos en exceso el sol. Por ello, en épocas de sol es necesaria extremar la precaución y aplicar siempre protectores solares además de hidratarnos bien.

7.¿Qué debemos revisar en el aspecto de nuestras manchas? Es importante que revisemos toda mancha de nueva aparición o toda aquella que experimente cambios en su morfología en cuanto a forma, tamaño o color. También hay que prestar atención a aquellas  que sean asimétricas o que crezcan irregularmente.

8. Si tienes manchas en la piel o aparecen nuevas debes acudir al dermátologo para que las revise y te asesore sobre cómo tratarlas.

[Tweet » #TomarElSol es saludable pero con precaución ya que este incide sobre la melanina oxidándola «]

Colores y tipos de manchas en la piel más frecuentes

Las manchas cutáneas pueden variar en su color entre marrón claro, marrón oscuro y gris. Suelen localizarse en la frente, mejillas y el labio superior, aunque pueden abarcar a toda la cara y también extenderse al escote y los antebrazos.

Las manchas en la piel más frecuentes son:

  • Algunos dermatólogos las denominan efélides. Es muy frecuente encontrarlas en pieles y pelo muy claro, como es caso de personas rubias y pelirrojas. Aunque estas manchas están todo el año en la cara, en verano pueden intensificar su presencia.
  • Lunares. Los lunares se forman a causa de un crecimiento en la piel, cuando las células que forman los pigmentos de nuestra dermis se acumulan. Una persona tiene como media entre 10 y 40 lunares.
  • Léntigo. Se les conoce como manchas derivadas del envejecimiento. De una forma redondeada o bien ovalada, son más frecuentes en personas que pasan mucho tiempo expuestos al sol. Sobre todo surgen en el rostro y el dorso de las manos.
  • Melasma. Estas manchas suelen ser de un color oscuro con una intensidad variable, formándose sobre todo en las mejillas, frente, el mentón y el labio superior. Se las relaciona con factores hormonales, por lo que son más propensas a formarse en mujeres embarazadas o que utilizan anticeptivos orales. También en este caso su aparición se potencia con la exposición solar.

Factores que provocan la aparición de manchas en la piel

Las manchas en la piel vienen derivadas de muchas causas diferentes. En algunos casos se trata de características de la piel desde el nacimiento o en la infancia. En otros casos, surgen derivadas de la luz ultravioleta y el envejecimiento de la piel. Se trata de los léntigos solares (manchas que surgen por la edad).

También pueden aparecer por un origen hormonal (melasmas y cloasmas) o bien por reacciones derivadas de rayos ultravioletas en algunas personas que están sometidas a diferentes tratamientos farmacológicos, como pueden ser los medicamentos antidepresivos, antibióticos, antihipertensivos, etc…

Es bastante normal para casi todas las mujeres que tarde o temprano surjan diferentes tipos de coloraciones extrañas en la piel, con texturas y tonalidades poco deseadas para nuestro aspecto.

Para elegir un tratamiento adecuado –siempre en manos de un especialista en dermatología-, lo primero que hay que hacer es analizar el tipo de manchas que son.

  • Manchas ocasionadas por el sol. Son frecuentes en todo tipo de mujeres y vienen surgidas por una exposición excesiva al sol, lo que ocasionará una producción de melanina en la piel.
  • Manchas por envejecimiento. Pasados los 40 años, es normal que las mujeres comiencen a sufrir cambios hormonales que modifican la producción de melanina en su piel. Como consecuencia de ello, la tonalidad de la cara comienza a cambiar sus matices claros por un color más amarillento uniforme o que se concentra en una cantidad variable de manchas.
  • Manchas de un tono oscuro. Las alteraciones hormonales que las mujeres sufren en el embarazo, o bien por el uso de determinadas pastillas anticonceptivas, pueden llegar a ocasionar algunas manchas oscuras en la cara.
  • Manchas de color rojo. En el caso de algunas mujeres que se sonrojan con facilidad, es frecuente que se originen dilataciones en algunos diminutos vasos capilares de la piel del rostro. La forma que pueden presentar estas dilataciones es la de una pequeña araña.
  • Manchas por el acné. Muchas mujeres que padecieron de acné en la adolescencia presentan diferentes manchas en su rostro, originadas por extraer de forma incorrecta las espinillas que iban apareciendo.

[Tweet «Tarde o temprano surgen diferentes tipos de coloraciones extrañas en la #piel en las mujeres»]

Tratamientos y mecanismos de prevención

Como hemos visto, lo ideal a la hora de imponer un tratamiento para las manchas en la piel es analizar previamente el tipo de mancha que es. De esa forma se conseguirá un mayor éxito en el tratamiento.  Cirugías con anestesia local para eliminar simples lunares, energías de elevada intensidad para los llamados léntigos, como es el caso de láser y aplicadores de luz pulsada intensa (o IPL).

En el caso de manchas más fuertes, del tipo melasma, el tratamiento más efectivo podría ser el uso de peelings químicos con acción despigmentante.

En cuanto a la prevención de las manchas en la piel, es preciso insistir en la adecuada protección de la exposición al sol, con distintas medidas de fotoprotección y filtros solares.

Señales de alerta en tu piel

Una mancha o lunar que cambia de una forma inesperada de aspecto, de tamaño, de tonalidad, que comienza a producir picores o a sangrar… es una señal de que hay que consultar con un especialista dermatólogo. Como en otras muchas patologías, para evitar el riesgo de desarrollo del cáncer de piel, es importante poner medidas cuanto antes.

Las personas que tengan en su cuerpo un número elevado de lunares, o bien antecedentes personales o familiares de haber tenido cáncer de piel o melanomas, tienen un mayor riesgo para el desarrollo de estas graves patologías.

 

Guardar