La flacidez facial es un síntoma que aparece en nuestra piel con el paso del tiempo principalmente debido a la pérdida de colágeno y elastina. La piel del rostro es especialmente delicada y está siempre expuesta lo que la hace más vulnerable a los factores externos que favorecen su aparición.

La flacidez forma parte del proceso natural del envejecimiento, pero no todas las pieles envejecen igual, depende de factores como la genética y el estilo de vida. No existe ninguna fórmula mágica para evitarla, pero sí un combinación de cuidados y hábitos para atenuar sus efectos. Desde Soivre te proponemos una serie de consejos que te ayudarán a conservar la firmeza y elasticidad de tu piel.

5 cuidados básicos

  • Proteger tu piel de los rayos solares
  • Una dieta equilibrada y rica en antioxidantes
  • Masajes y ejercicios faciales
  • Vivir en positivo y hacer ejercicio
  • Cosmética adecuada: cremas rejuvenecedoras
  • Mascarillas faciales reafirmantes

Objetivos: redefinir el óvalo facial y conseguir una piel tersa y luminosa

 

En primer lugar, hay que elegir los cosméticos adecuados con activos para este fin y proporcionar un nivel de hidratación óptima. Entre los principales activos contra la flacidez destacan el ácido hialurónico, el colágeno, el resveratrol, aceite de argán y la vitamina C. Estos activos son la base con la que formulamos la gama anti-age de Soivre.

Para una acción dermotensora inmediata te proponemos las ampollas de Flash Lifting, que combaten la sequedad, la piel apagada y la flacidez gracias a su excepcional combinación de principios activos: colágeno, vitamina C, ácido hialurónico y aloe vera.

Para uso diario recomendamos la Crema Facial de Uva formulada a base de Resveratrol que intensifica la firmeza, rellena arrugas y revitaliza la piel del rostro. El Resveratrol es un polifenol que aparece de forma natural en las uvas. Aporta potentes propiedades antioxidantes y antienvejecimiento que activan la producción de colágeno y elastina, retrasando así el envejecimiento celular de la piel.

Puedes optar por la Crema Facial aceite de Argán revitaliza y evita el envejecimiento cutáneo. El aceite de Argán contiene una elevada cantidad de vitamina E y un 80% de ácidos grasos esenciales. La crema además aporta colágeno, indispensable para mantener el equilibrio de los nutrientes de la piel y que ayuda a las células en la absorción del oxígeno y en la eliminación de residuos e impurezas dejando la piel tersa y saludable.

Para una acción intensa, elige la Crema Facial Radiance Expert formulada con exclusivos principios activos. Como el Ameliox con efecto decontractor de los músculos que favorece la reducción de las líneas de expresión. También contiene pigmentos de interferencia: Difuminan las imperfecciones y difunden la luz sobre la superficie de la piel borrando poros e irregularidades, proporcionando suavidad y aportando un aspecto luminoso. Otro de sus componentes son las Células Madre: combaten el envejecimiento de la piel protegiéndola de los agentes externos. Y finalmente, el Extracto de regaliz con acción despigmentante que iguala el tono del rostro.

Combina tu crema facial con el Sérum Vitamina C  revitalizante y anti-edad, a base de vitamina C 8% pura, estable y encapsulada. Las cápsulas se presentan con Glycoesferas, la única forma que garantiza que la vitamina C no se deteriore y penetre en la piel en sus óptimas y más altas concentraciones, ya que ésta se libera solo en el momento de su aplicación. Además está enriquecido con Ginkgo Biloba –un potente antioxidante- y con ácido hialurónico –hidratante intensivo.

Las mascarillas faciales de Soivre son ideales para tratar la flacidez debido a su potente efecto tensor que ayuda a tener una piel más firme. Puedes elegir entre 4 variedades formuladas a partir de arcilla verde 100% natural:

Cítricos: con Vitamina C y Aloe Vera

Coco: con Aceite de Coco, Karité, Monoi de Tahití y Aloe Vera

Frutos rojos: con Extracto de Fresa, Vitramina E y Aloe Vera

Té verde: con Té Verde y Aloe Vera

Anímate a seguir estos sencillos pasos y en poco tiempo verás los resultados. Un estilo de vida saludable, una actitud positiva y tus tratamientos faciales Soivre devolverán el tono, la firmeza y la luminosidad a tu piel. 😉